29 de marzo de 2012

Aprenda a Hacerse Odiar por un Entrerriano

Paso 1: acepte la invitación del entrerriano a tomar mate.

Paso 2: cuando el entrerriano esté haciendo los preparativos, comente que va a tomar muy pocos mates, porque no le hace bien al estómago.
Aquí, el entrerriano sonreirá casi sin entender, ya que tomar muy poco mate es un concepto casi incomprensible para él, pero ya habrá logrado sembrar la semilla del desprecio en su corazón.

Paso 3: mientras el entrerriano continúa con la ceremonia de preparación de la yerba, comente al pasar, que quienes realmente son buenos cebadores de mate son los uruguayos.

Paso 4: cada vez que sea su turno en la ronda, limpie la punta de la bombilla con una servilleta o pañuelo descartable, antes y después de tomar el mate.

Paso 5: devuelva el mate a cualquier otra persona, menos al que está cebando.

Paso 6: elogie el sabor del mate, felicite al cebador, y trascartón pregunte si le pusieron cachamay o algún otro yuyito serrano para lograr que quede tan rico.
En este punto, el entrerriano ya lo odia a usted lo suficiente como para no invitarlo nunca jamás a tomar mate, sin embargo, puede ir un poco  mas allá si lo desea:

Paso 7: en un descuido, quítele el termo y el mate al cebador, y ofrézcase a cebar usted.

Paso 8: saque de su cartera, bolso o bolsillo, un pote de chuker o algún edulcorante líquido similar y échele un chorro generoso al mate.

Paso 9: tome la bombilla y revuelva la yerba, dejando toda la yerba bien revuelta dentro del mate.

Paso 10: vierta el agua a la yerba en forma circular, cuidando de mojar toooooda la superficie, de modo que la yerba se lave en muy pocas cebadas.

En esta etapa se abren dos caminos posibles, a saber,
a) el entrerriano siente una fuerte puntada en el centro del pecho, pierde el habla, se le nubla la visión y no puede respirar. Solicite urgentemente una ambulancia.
b) el entrerriano propina a usted una feroz golpiza de duración prolongada. Ruegue que alguien llame a la ambulancia... para atenderlo a usted.

9 comentarios:

  1. Señor Potoca,su maldad me ha hecho latir el ojo de los nervios y eso que solo soy santafesina.

    ResponderEliminar
  2. Genial! muy bueno! jajajaja

    ResponderEliminar
  3. hacer eso o decirle que Urquiza le gustaba soplar la nuca masculina..

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, me encantó!... Es aplicable en un uruguayo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es aplicable, solamente deberá, en el paso 3, elogiar a los argentinos entrerrianos.

      Eliminar
  5. El nieto de don Jacques11/4/12 18:30

    No sé por qué no quedó registrado mi comentario antes (de hecho, fue el primero y quedaba mejor iniciando la lista, pero ya fue).

    Este también es un modo de hacerse odiar por mí.

    ResponderEliminar
  6. Y yo que toda la vida me pensé cordobesa... Vale ser de familia entrerriana, independientemente del lugar de nacimiento propio como para ser incluido en la descripción?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil... los cordobeses le ponen yuyitos serranos al mate... deberías presentar declaración jurada de que nunca violaste el paso 6.

      Eliminar